Autismo - TEA

Hoy en día no están claras qué variables, exactamente causan un repertorio de comportamientos compatible con un diagnóstico de TEA3.

Probablemente, son muchos los factores que contribuyen en el desarrollo y aparición del autismo. Algunos desde el propio nacimiento del niño (factores genéticos) hasta quizá factores ambientales que contribuyan en su aparición. Todo parece indicar que hay una convergencia de variables que confluyen en un niño y desencadenan la sintomatología. Lo que sí parece ser claro es que, el riesgo de tener autismo se incrementa si un miembro de la familia ya ha sido diagnosticado. Por último, es importante destacar que, la investigación, ha demostrado que el estilo parental no es una causa real, así como que el autismo no está causado por las vacunas.

El Diagnóstico temprano y un inicio de tratamiento tan pronto se consiga el mismo, son elementos cruciales a la hora de reducir los síntomas de autismo y mejorar la calidad de vida de estas personas y sus familias. No hay una prueba médica para el autismo y su diagnóstico, únicamente está basado en la observación de cómo el niño se comporta en comparación con otros niños de su misma edad cronológica.

Como ya hemos mencionado anteriormente, el TEA muestra manifestaciones diferentes para cada persona en severidad y en combinación de síntomas. Existe un repertorio tan grande de habilidades y características de niños con TEA que no hay dos niños que se parezcan o se comporten de la misma forma. Los síntomas varían entre moderados y severos y frecuentemente cambian con el tiempo.

Es importante destacar que no hay un comportamiento, en sí mismo, que denote autismo. Es decir, no hay un solo comportamiento que, por el hecho de presentarse, quiera decir que ese niño o niña muestra un TEA. Ni tampoco al revés…es decir, que un niño no muestre un comportamiento concreto no quiere decir que ese niño o niña no muestre TEA.

Las principales características del TEA incluyen:

  1. Problemas de comunicación: dificultades para el uso y la comprensión del lenguaje. Algunos niños con autismo presentan un lenguaje muy limitado, otros no desarrollan lenguaje, otros focalizan su atención en determinados temas y otros casi exclusivamente repiten frases que han oído anteriormente o en el mismo momento.
  2. Problemas de Interacción con personas: se observan muchas dificultades en las relaciones de amistad mutua, dificultad para leer expresiones faciales, puede no haber contacto visual…
  3. Comportamientos o movimientos corporales repetitivos: aleteos, girar objetos, dar vueltas sobre si mismo, repetición de sonidos o de frases…

Muchos niños con TEA muestran excesivo interés y atención por rutinas, por la permanencia invariable de aspectos cotidianos y dificultades para adecuarse a cambios de éstas. Algunos no muestran diferencias en las habilidades cognitivas con personas con funcionamiento normal, mientras que otros tienen dificultades intelectuales significativas.

Actualmente, no disponemos de una prueba médica, un test que pueda diagnósticas el Autismo. No obstante, profesionales específicamente entrenados, médicos y psicólogos pueden administrar pruebas específicas para el diagnóstico del autismo.

Algunas de estas pruebas son:

  • Autism Diagnostic Observation Scale (ADOS).
  • Autism Diagnostic Interview-Revised (ADI-R).
  • Chilhood Autism Rating Scale (CARS).
  • Autism Behavior Checklist (ABC).

Una evaluación adecuada ha de incluir observaciones clínicas directas, entrevistas a padres y maestros y una evaluación psicológica extensa, mediante tests psicométricos, que incluya el funcionamiento cognitivo, la comunicación, el funcionamiento adaptativo, las habilidades motoras y viso-motoras, las habilidades de juego y la cognición social. En algunos casos pueden ser indicadas consultas a profesionales del área médica, como pediatras del desarrollo, genetistas (p.ej: síndrome X fragil, esclerosis tuberosa), neuro-pediatras (p.ej: EEG) y otólogos (evaluaciones auditivas, potenciales evocados).

En muchas ocasiones son los padres, los primeros en darse cuenta que su hijo/a muestra comportamientos inusuales como la ausencia de contacto visual, el niño no responde a su nombre, juega de forma poco habitual con juguetes o muñecos, comportamientos repetitivos entre otros.

Ante determinadas sospechas, los padres y cuidadores debéis ser conocedores de los síntomas más tempranos y entender las fases de desarrollo típico que vuestro hijo debería estar alcanzando a diferentes edades.

Por favor, mira la siguiente lista. Si te aparecen preocupaciones con tu hijo, relacionadas con su desarrollo y se encuentran en ella, habla con tu pediatra para una evaluación de desarrollo más detallada y específica que permita descartar o no un posible diagnóstico de TEA.

Algunos de estos síntomas de alerta a partir de los 6 meses pueden ser4:

  • El niño no muestra grandes risas u otras expresiones de diversión sobre los 6 meses o después.
  • No compartís situaciones de ida y vuelta intercambiando sonidos, risas o expresiones faciales hacia los 9 meses o después.
  • El niño/a no balbucea hacia los 12 meses.
  • No observas, intercambios de muecas o gestos como señalar, mostrar cosas, o saludar hacia los 12 meses.
  • El niño no muestra palabras sobre los 16 meses.
  • Hacia los 24 meses, el niño no muestra frases de dos palabras con significado (sin ser imitadas o en repetición).
  • Alguna pérdida de lenguaje o balbuceo a cualquier edad.
  • El niño no se gira cuando le llamas o parece no escuchar cuando se le habla.
  • No realiza juego simbólico a partir de los 18-24 meses (p.ej: jugar con muñecos en casitas o en el parking).
  • No expresa "el sí y el no" ni verbalmente ni con los gestos convencionales.
  • Se enfada frecuentemente y puede tener rabietas fuertes a pesar de su corta edad.
  • Le molestan los cambios, p.ej: en los recorridos habituales, en la disposición de los objetos, etc.
  • Parece que se auto-estimula con determinados cosas, p.ej: con el agua, las luces, mirar fijamente objetos, girar sobre sí mismo, mirar de reojo, hace ruidos repetitivos...

La detección, diagnóstico y evaluación del autismo requiere de profesionales especializados, dadas las características del trastorno y los instrumentos de diagnóstico disponibles actualmente. En el ámbito de la detección temprana resulta de alta importancia la formación de médicos, enfermeras y maestros de pre-escolar para identificar síntomas de alerta y realizar una derivación a especialistas. Una selección de instrumentos de evaluación apropiados y experiencia clínica extensa con el trastorno son elementos indispensables para la detección y el diagnóstico tempranos.

Actualmente contamos con instrumentos muy precisos para la detección temprana del autismo.

Los síntomas del autismo se pueden medir a menudo a edades tan tempranas como los 18 meses. Existen 3 instrumentos de detección para edades muy tempranas que han sido publicados y validados:

  • Checklist for Autism in Toddlers (CHAT)(Baron-Cohen, et al. 1992; 1996).5
  • Autism Screening Questionnaire (berument, et al, 1999).
  • Screening test for Autism in Two Year Olds (Stone et al, 2000).

El CHAT está disponible en castellano y catalán y está pensado para que el pediatra pueda detectar síntomas de riesgo de autismo en la exploración de los 18 meses.

Conoce nuestros servicios

En la Fundación Planeta Imaginario estamos altamente especializados en programas de intervención intensiva y temprana para niños dentro del espectro autista (EA) y en el programa Lovaas/UCLA.

Leer más

Planeta Imaginario Apps

Desde la Fundación Planeta Imaginario apostamos por las nuevas tecnologías como complementos y herramientas de refuerzo para nuestros tratamientos y servicios. Conoce nuestras Apps!

Leer más

Este sitio utiliza cookies, propias y de terceras entidades, para fines estadísticos y de análisis de la navegación de los usuarios a fin de ofrecerles un mejor servicio. Si quiere conocer más sobre las cookies y el uso que hacemos, consulte nuestra Política de cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, entendemos que usted acepta nuestras cookies; recuerde que siempre podrá desactivar y / o revocar su consentimiento siguiendo las indicaciones de nuestra Política de cookies.